dominio http://www.gasnaturalfenosa.com.ar:80/servlet/

Menus Menu Navegacion

Hogar

hilo navegacion-->NO

Hacer un uso racional del gas no significa usarlo menos, sino usarlo bien, sin derrocharlo.

 

Todos los accidentes por inhalación de monóxido de carbono son evitables


 

Consejos clave para la prevención de accidentespor monóxido de carbono en los hogares

 

1. No instale calefones, estufas infrarrojas, catalíticas o de llama abierta, en baños, dormitorios o ambientes cerrados. Solo deben colocarse artefactos de tiro balanceado.

2. Al colocar artefactos, deberá asegurarse que haya una entrada de aire desde el exterior a modo de ventilación suficiente.

3. Todas las instalaciones de gas, la colocación de artefactos y su reparación deben ser efectuadas por gasistas matriculados.

4. Verifique el buen funcionamiento de los tirajes o conductos de ventilación, de modo que no estén obstruidos, estrangulados, fisurados desconectados o abollados.

5. No realice combinaciones ni conexiones de conductos de ventilación de dos artefactos diferentes (calefones y campanas extractoras). Cada conducto de ventilación debe ser individual.

6. Revise periódicamente el estado de las instalaciones internas de gas del hogar por medio de un gasista matriculado.

7. Controle que la llama del quemador de los artefactos (ponga especial énfasis en el calefón) sea de color azul y de geometría uniforme, si fuese amarilla significa que está produciendo Monóxido de Carbono. En ese caso, apague el artefacto y haga revisar el quemador por un gasista matriculado.

8. Verifique el cierre correcto de las canillas de agua caliente, especialmente durante la noche, para evitar el funcionamiento continuo de calefones.

9. Instalar sólo artefactos aprobados por los institutos avalados por el ENARGAS.

10. Evite la sobreocupación de ambientes con artefactos de calefacción.

11. En caso de que alguna persona esté bajo los efectos del monóxido de carbono deberá ser rápidamente retirada del lugar para que aspire aire fresco y sea atendida por un médico.

12. La presencia de manchas negras de hollín en los artefactos o zonas cercanas a los mismos, puede estar indicando su mal funcionamiento. Hágalo revisar inmediatamente por un gasista matriculado.

 

Consejos de uso y consumo responsable

 

Para Calefacción  

 

1. Calefaccionar sólo aquellos ambientes donde haya gente y a una temperatura razonable (18° C aprox.). Las estufas y los radiadores no deben ser tapados ni con cortinas ni con muebles. De esta manera se evitan accidentes y se mejora el aprovechamiento calórico.

 

2. Utilizar el termostato para regular la temperatura adecuada en los ambientes. No abra la ventana para bajar la temperatura.

3. Reducir las infiltraciones de aire en puertas y ventanas usando burletes y simultáneamente controlar que haya una ventilación correcta.

4. No utilizar artefactos de calefacción para secar prendas.

5. Usar ropa abrigada dentro de la casa.

 

   

Para Agua Caliente

 

6. Utilizar el agua caliente sólo cuando sea necesaria, y calentarla a la temperatura suficiente. No derrochar agua ni gas que son recursos limitados.

 

7. Usar el agua caliente solo cuando sea necesario.

8. Si tiene calefón, regular la temperatura del agua con la perilla o botonera. Evite mezclar el agua caliente con el agua fría. Así ahorrará gas y prolongará la vida útil del artefacto.

9. Usar la ducha con flor en buen estado y que disperse bien el agua.

10. Si tiene termotanque, regular su temperatura y aislar térmicamente el artefacto cuando está colocado fuera de la vivienda.

11. Al ducharse, hacerlo en un tiempo razonable.

 

   
 

Para Cocción

 

12. Nunca usar las hornallas y/o el horno para calefaccionar los ambientes.

 

13. Usar el horno con moderación (el gasto de gas de 1 horno equivale al de 3 hornallas chicas).

14. Cocinar con la olla tapada y reducir la llama cuando se llegue al punto de hervor.

15. Ajustar la llama de las hornallas al diámetro del fondo de los recipientes y manténgalos tapados. La llama que sobresale no aporta mayor calor al recipiente y si está destapado se pierde temperatura.

16. Cuando alcance el punto de ebullición, disminuya la llama. Cuando alcance el punto de cocción, apáguela.

 

   

El Piloto

 

17. Mantener el piloto encendido sólo cuando se usan los artefactos. El 5% del total de gas natural consumido en la República Argentina está dado por los artefactos que no se usan y continúan encendidos en modo piloto.

18. Si cambia de calefón o termotanque, elegir siempre los más eficientes: los Clase A.

 

Una combustión defectuosa produce humo y monóxido de carbono.

En épocas de mucho frío tendemos a mantener todas las habitaciones herméticamente cerradas. La combustión consume el oxígeno del ambiente, y si además es defectuosa, aumenta el nivel de monóxido de carbono. Si este gas es inhalado en grandes cantidades puede provocar daños cerebrales irreversibles, e incluso la muerte, en escasos minutos. Sólo la prevención puede evitar este tipo de accidente. Los primeros síntomas de intoxicación por monóxido de carbono son: fuertes dolores de cabeza, náuseas, vómitos, zumbido de oídos, impotencia muscular o somnolencia.


Ante la sospecha de estar frente a una persona intoxicada con monóxido de carbono se debe:

• Retirar al intoxicado del lugar contaminado.

• Procurar que el intoxicado respire aire fresco.

• Llamar al médico de inmediato.


¿Cómo reconocer una posible fuga de monóxido de carbono?

• Cuando la coloración de la llama es amarilla o anaranjada.

• Cuando aparecen manchas alrededor de los conductos de evacuación de los artefactos.

 

 

 

¿Qué es un consumidor responsable?

Es una persona informada y consciente de sus hábitos de consumo, que además de conocer y exigir sus derechos como consumidor, busca la opción de consumo que provoque el menor impacto negativo posible sobre el medio ambiente, y que tenga un efecto positivo en la sociedad. Hacer un uso racional del gas no significa usarlo menos, sino usarlo bien, sin derrocharlo.

 

El gas es el combustible de origen fósil más limpio y menos contaminante para la atmósfera. Es una forma de energía que puede ser empleada para diversos fines, ayudando a economizar los recursos del planeta. Por eso también se lo llama “La Energía del Futuro". Aprender a usar bien el gas, adoptar correctas medidas de prevención y de seguridad es muy sencillo.

Enlaces relacionados